¿Cuáles son las promesas o resoluciones de año nuevo más comunes?


Tus preguntas - Hace mas de un año - Reportar abuso

¿Qué promesas hacemos comúnmente para año nuevo? ¿cuáles de estas resoluciones se repiten? ¿por qué las hacemos?

Respuestas

 

Moderador

No es ninguna sorpresa que antes de iniciar un nuevo año hagamos promesas a nosotros mismos para mejorar en algún aspecto el año que viene. Casi todos en algún momento lo hemos hecho.

Y la tradición es bastante antigua, lo hacían los babilonios (prometían entre otras cosas pagar sus deudas), los romanos, y a lo largo de la historia diferentes pueblos y religiones incorporaron estas resoluciones o promesas para año nuevo, de alguna manera, lo que ha llegado hasta la actual civilización occidental.

Las promesas más comunes para el nuevo año son bastante previsibles, dado que responden a temas que nos preocupan casi universalmente en algún momento de nuestras vidas:

- Bajar de peso: es un problema común en nuestra sociedad, dado en parte por nuestros hábitos alimenticios, como el sedentarismo, que se da en parte dado que la gran mayoría de los trabajos nos obliga a estar sentados por largos períodos de tiempo. La solución al sobrepeso no es para nada complicada, basta con un programa regular de ejercicios (y no es necesario ir al gimnasio, ya que se puede trotar y hacer rutinas estáticas en el hogar) y una buena alimentación, no siendo necesario exagerar. Lo más común es "autosabotear" esta meta, diciendo que tal o cual día comenzaremos a alimentarnos mejor - no hay mejor que el momento presente para comenzar.

- Dejar el cigarrillo: fácil decirlo pero para los fumadores es todo un desafío. Se requiere de una gran fuerza de voluntad, y el apoyo de quienes nos rodean. Pero posible, completamente.

- Ahorrar: claro, después de despilfarrar durante el año, nos baja el cargo de consciencia, y nos prometemos para el año que viene ser un poco más moderados, lo cual está muy bien, y no cuesta demasiado. Un buen comienzo es tener un presupuesto claro, con cantidades asignadas a diferentes áreas que no debemos sobrepasar. Relacionado con el ahorro está el pagar nuestras deudas, como lo prometían los antiguos babilonios; ojalá todos lo prometieran.

Y hay también deseos un poco más complejos, como el mejorar y crecer personalmente, hacer voluntariado, buscar un mejor trabajo, estudiar, viajar, pasar más tiempo con nuestros series queridos, o acercarnos a Dios, entre una infinidad de cosas.

¿Y por qué hacemos estas promesas? La explicación más sencilla es que psicológicamente el fin de un año, aunque sea una fecha arbitraria, es un símbolo muy potente del fin de un ciclo y el comienzo de otro, cosa que podemos aprovechar para alcanzar nuestras metas. Lo mismo se da con el fin de cada día y el comienzo de uno nuevo, con la diferencia que el término de año es muchísimo más potente y relevante como símbolo.

Como curiosidad, ya que hay estudios para todo, las encuestas que se han realizado al respecto muestran que una buena parte de las promesas o resoluciones de año nuevo terminan sin cumplirse (cerca de un 90%).

Tal vez esto se debe a que somos un tanto ambiciosos o demasiado optimistas al momento de proyectarnos al futuro, pero aunque cumplamos nuestras metas aunque sea en parte, ya es un avance.
Puntaje: - 5.00 - 1 votos

 

noeliamgdc

Me parece que lo común es una nueva vida, un nuevo amor, proyectos, o nuevos estudios. Esto porque al comenzar cada año lo vemos como el comienzo de una nueva vida, y por lo mismo un nuevo "tú".
Puntaje: - 3.00 - 1 votos

 

dulce cr...

Las promesas comunes son el trabajar más duro, dejar algún vicio, comenzar una dieta o vida sana, etc. Casi todas se van repitiendo.

Las hacemos para tener una idea de lo que vamos a necesitar el siguiente año, sabiendo lo que logramos o no el año recién pasado.
Puntaje: - 3.00 - 1 votos

 

Andrea2001

Hola, me parece que lo normal es pedir una buena vida, salud, o un nuevo amor en el caso de no tenerlo, así como suerte en los estudios y cosas así.
Puntaje: - 2.00 - 1 votos

 

salmu2014

Prometemos cosas como el ser mejores en nuestros estudios, o aplicarnos más. Se repiten muchas de estas, pero al fin las hacemos para tener un propósito, y ganar confianza en nosotros mismos.

Para mi, ese es el sentido de las promesas.
Puntaje: - 2.00 - 1 votos